Imprimir esta página
Miércoles, 21 Noviembre 2018 17:10

IRAGA recibe el diploma ARDÁN de empresa bien gestionada 2018

Escrito por

IRAGA, Unidad de Reproducción Asistida La Rosaleda, acaba de recibir el diploma ARDÁN que la acredita como empresa bien gestionada 2018.

Se trata de un nuevo indicador de la profesionalidad del equipo de IRAGA, que también cuenta con acreditación de calidad ISO 9001.

El indicador ARDÁN de empresa bien gestionada se asocia a firmas que destacan por sus capacidades directivas y que presentan unos valores notables en su cuadro de mando, concretamente en crecimiento, rentabilidad, productividad y liquidez.

Una empresa bien gestionada según ARDÁN debe marcar valores positivos y superiores a la mediana de su sector durante un período de tres años consecutivos.

ARDÁN es un servicio de información empresarial desarrollado desde el Departamento de Servicios Avanzados del Consorcio de la Zona Franca de Vigo. Creado desde el año 1993, su misión principal es hacer llegar al público en general información empresarial con un alto valor añadido.

Según el doctor José Codesido, director de la clínica: “Este reconocimiento nos complace enormemente pues destaca el trabajo que realizamos todos los que formamos IRAGA; una buena gestión es hija de la profesionalidad del equipo de laboratorio, médico y de administración”.

 

Un año especial para IRAGA

El año 2018 ha sido especial para IRAGA pues en el mismo ha puesto en marcha una campaña para dar a conocer el tratamiento de la vitrificación de óvulos, una opción para mujeres que quieren preservar su fertilidad para el futuro y que aún necesita ser más divulgada; y que se suma a la anterior en favor de la donación de óvulos.

La campaña de IRAGA sobre vitrificación de óvulos, centrada en la imagen de una superheroínas con el superpoder del frío, ha despertado interés público.

La vitrificación permite congelar los óvulos de una mujer para que los pueda utilizar cuando decida ser madre. Este procedimiento ofrece unas tasas de embarazo similares a las que se obtienen con óvulos en fresco.

Existe una amplia variedad de situaciones en las que es recomendable el realizar la vitrificación.

• Médicas, como la extirpación de un ovario o el enfrentarse a un tratamiento oncológico que produce daños en los óvulos

• Ser una mujer joven, con o sin pareja, que desea aumentar las posibilidades de una futura maternidad

• Ser paciente en una Fecundación in Vitro FIV donde no se obtenga muestra de semen el día de la captación ovocitaria

• Donaciones de ovocitos sin receptora sincronizada. Con la vitrificación se preservan los ovocitos hasta que la receptora tenga su endometrio preparado y decida hacer el tratamiento.

• Para aumentar las posibilidades de embarazo en mujeres con poca reserva ovárica.

• Pacientes que, por distintas razones, sean contrarios a la criopreservación de pre embriones humanos.

Donación de óvulos en IRAGA Unidad de Reproducción Asistida La Rosaleda.

Por su parte, pueden ser donadoras de óvulos las mujeres entre 18 y 35 años.

La donación es un proceso anónimo y altruista, que dura alrededor de un mes, prácticamente sin riesgos ni efectos secundarios. Las pacientes, en IRAGA, cuentan siempre con la atención constante por parte de su equipo especializado.

La fecundidad es un bien perecedero, que a partir de los 35 años empieza a perderse. Actualmente existe una lista de espera para las mujeres que no pueden concebir hijos por sí mismas y que necesitan óvulos en sus tratamientos de reproducción.

La donación de óvulos es un procedimiento desinteresado que atiende a criterios de similitud entre donante y receptora y urgencia. Sin embargo, la Ley establece una contraprestación económica para las donadoras por los desplazamientos y molestias causadas.

 Equipo y servicios de IRAGA, Unidad de Reproducción Asistida La Rosaleda

IRAGA Unidad de Reproducción Asistida La Rosaleda lleva desde el año 2000 ayudando a mujeres a cumplir su sueño de ser madres. Sus instalaciones se encuentran en Santiago de Compostela, donde ofrece un servicio integral.

El centro siempre ha destacado por la innovación y sus tasas de éxito, superiores a las tasas marcadas por ASEBIR (Asociación Española por el estudio de la Biología Reproductiva).

Cuenta con departamentos de ginecología, psicología y embriología. En el centro, además de vitrificación y donación de óvulos y de ofrecer un amplio catálogo de opciones para los pacientes que desean ser padres, se realiza ecografía en 5D.

IRAGA forma parte de Anacer, Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida, red de referencia de las clínicas de reproducción asistida en España, de la que es presidente el doctor José Codesido, el director del centro gallego.

Todos sus servicios e instalaciones están avalados por un sistema de gestión de la calidad refrendado con el sello ISO 9001.

Visto 392 veces