Evaluación
del factor masculino

En Iraga estudiamos la fertilidad masculina para poder diagnosticar patologías que afectan a la capacidad reproductiva.

 

Iraga, donde hacer tu prueba de fertilidad masculina

En el caso de los hombres, se recomienda iniciar un estudio de fertilidad tras un año de relaciones sexuales sin utilización de método anticonceptivo alguno sin que se logre el embarazo.

O1

Seminograma

Estas pruebas permiten determinar el potencial del semen para fertilizar el óvulo y, por lo tanto, las probabilidades de consecución de un embarazo. De esta forma, podemos seleccionar el tratamiento de fertilidad más adecuado para cada pareja.

O2

Test de fragmentación de ADN espermático

Esta prueba analiza las lesiones en el material genético de los espermatozoides, que influye en las probabilidades de que se produzca un embarazo a término.

O3

Prueba FISH en espermatozoides

Esta técnica permite estudiar el riesgo de tener embriones con alteraciones cromosómicas y, por lo tanto, el riesgo de abortos y posibilidad de nacidos vivos con cariotipos alterados.

O4

Consulta de andrología

Contamos con un andrólogo especialista en reproducción asistida que evalúa las pruebas necesarias para completar la historia clínica del varón.

O5

Tests serológicos para el hombre

Llevamos a cabo una serie de pruebas serológicas en los tratamientos de reproducción asistida para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas relacionadas con la esterilidad o que tengan implicaciones  para la descendencia en caso de gestación.

O6

Tests genéticos de fertilidad masculina

Estudiamos los desórdenes genéticos de cada paciente en función de sus características clínicas para recomendarle los mejores tratamientos de fertilidad.

Financia tus tratamientos
de fertilidad masculinos

En IRAGA financiamos hasta el 100% del tratamiento que necesites, ofreciéndote la posibilidad de fraccionar tu pago a 6, 20 y 24 meses.

Pide más información sobre nuestras pruebas de fertilidad masculina